El 47% de los estudiantes de la Universidad Politécnica de Cartagena quiere ser emprendedor

El carácter emprendedor de los estudiantes de la UPCT ha vuelto a quedar de manifiesto en la encuesta del estudio ‘Intenciones emprendedoras entre el alumnado de la Universidad Politécnica de Cartagena’ que este jueves se ha presentado en el Rectorado y que arroja, como principal resultado, que el 47% de los alumnos de la Politécnica tiene por objetivo profesional convertirse en emprendedor. Sin embargo, tan solo entre un 6 y un 15% apuesta decididamente por constituir una empresa en los 5 años siguientes a su graduación.

El estudio, dirigido por las profesoras de Economía Antonia Madrid, Inocencia Martínez y María Dolores de Miguel, se ha realizado a partir de un formulario respondido por 1.404 estudiantes de la UPCT, un 21% del total del alumnado, que puntuaron en una escala de 1 a 7 distintas afirmaciones.

El rector de la Universidad Politécnica de Cartagena, José Antonio Franco, y el concejal de Empleo del Ayuntamiento de Cartagena, Diego Ortega, presentará el estudio este jueves en la Capilla Neogótica del Rectorado a las 10.30 horas.

El trabajo, que forma parte del proyecto Techniemprende, financiado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y en el que han colaborado instituciones y organismos preocupados por el emprendimiento como el INFO, ADLE, CEEIC, AJE, COEC y OMEP, también cuestiona el posicionamiento del alumnado respecto a las desigualdades laborales y domésticas entre hombres y mujeres.

Así, mientras que el 67% de las encuestadas se muestran completamente convencidas de que hombres y mujeres deben tener la misma remuneración en puestos similares, con esta afirmación sólo están totalmente de acuerdo el 46% de los alumnos varones. Divergencias similares muestran otras preguntas del estudio, como la de si las mujeres tienen igual rendimiento laboral que sus compañeros masculinos pese a las intermitencias por bajas por maternidad o la de debe existir reparto igualitario de las actividades del ámbito doméstico.

El ánimo emprendedor es ligeramente más elevado entre los alumnos que entre las alumnas, pues un 16% de ellos está muy predispuesto a constituir una empresa en los cinco años posteriores a su graduación por únicamente el 12% de ellas. Ellos confían más en sus capacidades (5,2 sobre 7) que ellas (4,9) y dan mucha más importancia al networking (contactos sociales y profesionales) que las estudiantes.

La investigación, muestra también que los antecedentes emprendedores familiares elevan ligeramente la intención de emprender.