Egresados en los siete mares

Los titulados de la Escuela de Ingeniería Naval y Oceánica encuentran trabajo en empresas líderes en todo el mundo

Blanca Roncero Peña, extremeña de 24 años y estudiante de la Universidad Politécnica de Cartagena participará este verano en una master class y en el proceso de selección de nuevos fichajes de la naviera holandesa Damen. Lo hará gracias a ser una de los cuatro estudiantes españoles seleccionados por la multinacional en un programa de captación nuevos talentos a partir de ideas innovadoras en las tres escuelas superiores de ingeniería naval del país.

Su proyecto, uno de los ocho preseleccionados por los responsables de I+D de la Damen en la Escuela de Navales de la Cartagena, busca la mejora del proceso de producción y fabricación en un astillero convencional para minimizar los costes y los tiempos de entrega de nuevas embarcaciones.

Pese a la mayor proximidad a su Almendralejos natal de otras escuelas navales como las de Ferrol y Madrid, Blanca optó por la UPCT por “la gran tradición que tiene el sector naval en Cartagena y porque había oído hablar muy bien de la Escuela. No me arrepiento, han sido uno de los mejores años de mi vida”, asegura.

Si finalmente es contratada por Damen, Blanca se unirá a otros dos exalumnos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Naval y Oceánica (ETSINO) de la UPCT, Leticia Muñoz y Carlos González.

Fija antes de terminar la carrera

El listado de egresados de la Escuela de Navales de la UPCT trabajando en potentes empresas multinacionales no se agota en Damen, ya que hay otros muchos ejemplos de éxito laboral dentro y fuera de España entre sus antiguos estudiantes. Algunos en destinos tan exóticos como Ciudad del Cabo, desde donde diseña barcos para la firma KND Enrique Sanmartín.

Una de las últimas historias de éxito laboral en la ETSINO ha sido la de Tania Sánchez, quien aún antes de finalizar la carrera disfruta de un empleo fijo en las oficinas de Amberes de la empresa líder mundial en evaluación y certificación técnica Bureau Veritas, donde trabaja en la clasificación de buques.

Esta ilicitana de 25 años supo de la posibilidad de hacer prácticas que ofertaba esta multinacional mientras realizaba su Erasmus en Bélgica y no desaprovechó la oportunidad. Superó el periodo de pruebas y ya tiene contrato fijo. Ahora, concluye a distancia el Proyecto Final de Carrera que le resta para titularse.