«La tecnociencia no agota las preguntas del ser humano»

El ciclo Fe y Ciencia: un diálogo necesario llega a su fin tras una decena de conferencias que han atraído a cientos de personas desde el 8 de abril. La catedrática de Lógica Matemática y presidenta del Foro de Laicos de España, María Camino Cañón, pone el broche final este jueves a las 20 horas en salón de actos de la Fundación Cajamurcia con una charla sobre Secularización y nuevos ateísmos.

- ¿A qué se refiere con nuevos ateísmos?

- Al movimiento generado por varios autores anglosajones que desde un ateísmo militante se proponen destruir la religión, considerando que Dios es dañino para el hombre y utilizan el terrorismo islamismo para argumentar que las creencias religiosas son bombas de relojería. El objetivo de la conferencia es recordad que el concepto de razón que prevalece hoy día es compatible con las visiones religiosas.

- ¿Existe espacio para Dios en las matemáticas?

- En las matemáticas hay espacio para el infinito, un objeto matemático muy especial, generador de problemas muy interesantes. Y que nos confronta con la capacidad de la mente humana de ir más allá de la finitud.

- ¿Qué idea cree que se intenta transmitir con este ciclo de Fe y Ciencia?

- Tomar conciencia, ofrecer espacios de reflexión y lucidez, de que, pese a la extraordinaria fe en la ciencia que existe actualmente a los avances técnicos, el ser humano no se agota en su dimensión de racionalidad científica. El hombre es animal de dos mundos, también del mundo simbólico, aquel que no se puede interpretar con claves científicas.

- ¿Qué le parece que una Universidad Politécnica organice un ciclo centrado en temas filosóficos, éticos y religiosos?

- Creo que es una iniciativa extraordinaria. Porque las personas que estudian o trabajan en la UPCT están centradas en el desarrollo de sus capacidades técnicas, pero como humanos también tienen necesidad de reflexionar en un nivel metateórico. Porque no es lo mismo andar por la vida con el bagage de de los dos mundos que con uno solo.