Un oasis investigador

La Estación de Experimental Agroalimentaria Tomás Ferro es usada por 14 grupos de investigación de la UPCT

En terrenos de la diputación cartagenera de La Palma se extienden 10 hectáreas de ciencia. La Finca Casas Grandes es un oasis de experimentación agroalimentaria para los investigadores, docentes y estudiantes, de la Universidad Politécnica de Cartagena.

En sus 13 laboratorios; en sus 15 invernaderos, que ocupan más de 2.000 metros cuadrados; en su planta piloto de tecnología de los alimentos, que acoge la producción de vino y la generación de biodiesel a partir de cáscaras de naranja; en sus 1.000 metros cuadrados de umbráculos; en sus enormes parcelas de cultivo al aire libre de frutales, cítricos, hortalizas y plantas de jardinería, regados gracias a los dos embalses con que cuenta; en sus alojamientos ganaderos; así como en su estación meteorológica, se llevan a cabo múltiples ensayos científicos por parte de los diversos grupos de investigación universitarios que utilizan la Estación Experimental Agroalimentaria Tomás Ferro (ESEA).

Esta ingente labor investigadora es únicamente una de las tres funciones que cumple la estación experimental. La ESEA (www.tomasferro.upct.es) también tiene una esencial utilidad docente acogiendo las prácticas de los alumnos de las titulaciones de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica (ETSIA).

Además, la finca cumple una labor social al reservar espacio para los Huertos de Ocio para mayores, acoger Itinerarios Docentes de colegios de Primaria y Rutas Científicas para alumnos de Bachillerato. Y ayuda a preservar recursos fitogenéticos como la gallina murciana y la uva Meseguera, con la que se elabora vino blanco.