José Ignacio Manteca Martínez, Doctor en Ciencias Geológicas: "Me maravilla el interés que despierta la Geología"

Convencido de que “La Tierra está en plena transformación, aunque no lo percibimos   porque su unidad de tiempo es el millón de años”, José Ignacio Manteca Martínez (Bilbao, 1946), doctor en Ciencias Geológicas y profesor de la UPCT, no cesa en su pasión de divulgar conocimiento científico. Sin ir más lejos, este 16 de marzo realiza una Ruta por los volcanes de Cartagena, cuya existencia “es poco conocida. Han pasado más de un millón de años desde que estuvieron en erupción, así que sus formas se han difuminado y no tenemos memoria histórica”, bromea antes de señalar que el Cabezo de la Viuda es el volcán más cercano a la ciudad.

Profesor del departamento de Ingeniería Minera, Geológica y Cartográfica, la ruta por los volcanes es una de las muchas actividades divulgativas que ha ideado, como el Tren Minero en que se convierte el Feve cuando cada año desde hace 20 lo utiliza para recorrer con los alumnos de Minas la desconocida Sierra Minera. O como los itinerarios que enseña a profesores de institutos para que estos a su vez hagan excursiones con sus pupilos. “El objetivo es lograr la máxima difusión, porque una única persona no puede hacerlo. Y todo el mundo tiene capacidad para integrar estos conocimientos en su cultura y difundirlos”.

Su objetivo es “alfabetizar a la población en aspectos básicos de las ciencias geológicas que se deben conocer. Hasta ahora la Geología no se había considerado parte de la cultura”, se lamenta. Por ello, “me maravilla el interés increíble” que despiertan sus clases en la Universidad de Mayores y confía en que sus enseñanzas hayan llegado también a muchos de los hijos y nietos de sus alumnos. “Se parte de 0, pero son cosas muy interesantes para la mayoría de la gente si se las sabes exponer”, razona gráficamente.

“Tengo la suerte de divulgar Geología, que se vende más fácil que otras ciencias. Porque la gente se identifica con el entorno donde vive y percibe que los fenómenos geológicos le afectan. Solo hay que hablarle en un lenguaje entendible”, explica. “Si hay algo globalizado es la Geología. Cuando un volcán islandés estornuda, a todos nos afecta”, recuerda.

Con la misma entrega transmite a sus estudiantes de la EICM su experiencia profesional que acumuló como geólogo de mina durante 20 años en las explotaciones de la empresa Peñarroya en La Unión. “Un trabajo apasionante” desde el que ya comenzó a colaborar con la Universidad en 1977. Ahora su obsesión es “evitar que aunque la actividad minera haya desaparecido, al menos no desaparezca el patrimonio” y frenar el expolio en las instalaciones mineras. “Es ponerle puertas al campo”, reconoce como miembro fundador de la Sociedad Española para la Defensa del Patrimonio Geológico y Minero y responsable de la organización del III Congreso Internacional sobre Patrimonio Geológico y Minero, que se celebró en Cartagena en 2002.