Cerveceros de éxito gracias a la Politécnica de Cartagena

Ganar dinero con lo que otros se lo gastan. Convertir el hobby en trabajo. El sueño de muchos lo han logrado dos estudiantes de la Universidad Politécnica de Cartagena al triunfar con su fábrica de cerveza artesana. Un proyecto que surgió del plan de negocio, en principio teórico, que Cristina Esquinas Galán elaboró para el Master de Administración y Dirección de Entidades de la Economía Social, y de los conocimientos adquiridos en la Escuela de Agrónomos por el doctorando José Manuel Gómez Ros.

Ante las buenas cifras de la idea empresarial de Cristina y la situación de desempleo que ambos padecían, “vimos que podía ser una fuente de autoempleo”.

No podían estar más en lo cierto. Tras menos de un año fabricando cerveza artesana estos emprendedores ya han ampliado el negocio para pasar de 600 a 3.000 litros mensuales de producción de cerveza, han abierto un local para ofrecer degustaciones los fines de semana y trabajan ya en dar el salto a la comercialización por Internet.

La gran demanda de los tres tipos de cerveza (Red Ale, Pale Ale y Porter) que elaboran, embotellan y etiquetan de forma artesana, les lleva actualmente a tener lista de espera de dos semana para servir a sus clientes, particulares y tiendas especializadas. La fábrica y el local de degustación de esta empresa se encuentra en el pueblo almeriense de Velefique, de cuya sierra toman el nombre (Filabres) y el agua de alta calidad de su cerveza.

Para completar el éxito, el Proyecto Final de Máster de Cristina fue puntuado con un 9,5. “Es un ejemplo para otros alumnos de que hay que apostar por el emprendimiento”, destaca su director de proyecto, Antonio Juan Briones.