Manuel Fuentes: "Gracias a las prácticas he encontrado mi primer empleo"

A falta de tres asignaturas para terminar Ingeniería Técnica Industrial, especialidad en Electricidad, Manuel  Fuentes, natural de Beniel, decidió el pasado curso aprovechar el poco tiempo que le queda para finalizar sus estudios y solicitar prácticas en una empresa, para empezar a coger experiencia  entre febrero y julio. Esas prácticas le han llevado a su primer contrato “Gracias a las prácticas he encontrado mi primer empleo”, dice.

¿Por qué estudias Industriales?

Por qué sabía que es una carrera con muchas salidas laborales. Cuando terminas te puedes ir a una empresa, puedes  ser un joven emprendedor o prepararte una oposición.

¿Tu mejor experiencia en la UPCT?

Como estudiante las experiencias son casi todas malas porque estudiar no le gusta prácticamente nadie. Y eso que la Escuela de Industriales es muy buena. Pero una vez que estás acabando te das cuenta de que ha merecido la pena estudiar una ingeniería porque te obliga abrir la mente, a razonar mucho. La Universidad, precisamente te aporta eso, algo que después necesitas en tu día a día para desenvolverte en la vida.

Decidiste hacer prácticas para aprender más

El año pasado me quedaban tres asignaturas y decidí solicitar prácticas para ir cogiendo experiencia y adentrándome en el mundo laboral. Ya tenía los créditos pero quería completar mi formación teórica. Eché varias solicitudes. Me llamaron de varias empresas. Entre ellas, Himoinsa, una multinacional ubicada en San Javier especializada en la fabricación y comercialización de sistemas de generación de energía. Me hicieron una entrevista y gracias a esas prácticas he conseguido mi primer empleo. Cuando terminé el período de prácticas me contrataron.

¿Cómo está resultando tu experiencia?

Estoy muy contento. Me ayudan mucho. Saben que vengo de la Universidad, que aún no tengo experiencia laboral. Me enseñan muchas cosas.   Y gracias a mi encargado, Jorge,  cada día aprendo algo nuevo. Ahora sólo me queda entregar el proyecto fin de carrera.

¿Animarías a otro joven a estudiar Industriales?

Por supuesto. Industriales Cartagena tiene mucho prestigio como escuela de Ingeniería. Y cuando acabas sueles tener suerte. Yo la he tenido. En Himoinsa me han dado una oportunidad y he tenido suerte de estar con personas que me tratan muy bien.

¿Es muy vocacional la ingeniería?

La mayoría de los estudiantes llegamos porque nos gusta la electricidad, la mecánica, la electrónica. Una ingeniería te aporta muchos conocimientos y en la UPCT aún más, porque te meten mucha caña y sales bien preparado.

¿Crees que es un valor diferencial estudiar Industriales en la UPCT?

Por supuesto. Las empresas lo valoran. En la UPCT siempre exigen más. Y, eso, a la larga te ayuda a saber resolver los problemas y a buscarte la vida.

¿Qué le recomendarías a un estudiante que llega este año a la UPCT?

Que estudie mucho y aproveche el tiempo.

¿Y  a un estudiante que dude entre hacer prácticas o no?

Que no lo dude. Yo tengo trabajo ahora, pese a la crisis, gracias a las prácticas.

¿Es difícil compaginar trabajo y estudios de Ingeniería?

Sí pero se puede lograr.

¿Y te queda tiempo libre?

Por supuesto. Me organizo y me da tiempo a todo. Me gusta mucho el deporte, juego al pádel. Me gusta además el cine americano, estar con los amigos.