Pedro Requena, exalumno de Ciencias de la Empresa: «La representación estudiantil me dio soltura para ser emprendedor»

Voluntarioso y animado, a Pedro Requena, cartagenero de 30 años, ni el papeleo burocrático ni los impagos de la Administración a la guardería que gestiona junta a su hermana y una amiga le borran la sonrisa ni el ánimo por seguir colaborando con la Universidad Politécnica de Cartagena, en la que se diplomó en ADE y ahora está matriculado en la pasarela de GADE, y en la que fue delegado de la Facultad de Ciencias de la Empresa, claustral y miembro del Consejo de Gobierno. “Sigo manteniendo mucha relación con la UPCT y ayudo a la Oficina de Emprendedores. Estoy para lo que me llamen”, asegura agradecido de su paso por la Universidad.

- ¿Cómo es que gestionas una guardería?

- Mi hermana había trabajado en guarderías, así que cuando surgió la oportunidad le dije que yo me encargaba del papeleo y ella de la dirección. Creamos una cooperativa de trabajo asociado y en 2012 conseguimos la concesión administrativa del Centro de Conciliación Familiar de Fuente Álamo. Los tres somos, a la vez, socios, jefes y empleados. Y damos trabajo a seis profesoras, que atienden a un centenar de niños.

- ¿Qué os atrajo del sector?

- Vimos un negocio rentable y factible de llevar a cabo. Con unos precios muy atractivos para las familias, la mitad de los que se cobra en las privadas. Las guarderías, las residencias y los tanatorios son negocios que no pasan de moda. Hay que ir a lo seguro, la cosa no está para locuras.

- ¿Cómo se codirige una empresa junto a una hermana?

- No es fácil. No está claro cuando termina el hermano y donde empieza el socio y a veces te llevas los problemas a casa, pero ninguno se mete en el trabajo del otro.

- ¿Cómo te han ayudado los conocimientos aprendidos en la UPCT en el día a día de la empresa?

- Absolutamente en todo. Creamos la empresa desde cero, sin contar con ninguna asesoría, gracias a la formación en gestión y contabilidad que adquirí en la Facultad. Y, cuando me surge alguna duda, llamo a algún profesor y me la soluciona. Fueron ellos los que me animaron a no dejar pasar la oportunidad de la guardería.

- ¿Y qué crees que te han aportado tus años de representante estudiantil?

- La soltura necesaria para ser emprendedor, las habilidades para relacionarme con administraciones y proveedores. Cuando estás en una Delegación haces el trabajo de una empresa, asesorando a los estudiantes y manejando un pequeño presupuesto. La única diferencia es que las nóminas eran tres créditos (ríe).